Herencias de dominios de Internet: cómo testarlos y cómo heredarlos

Herencias de dominios de Internet: cómo testarlos y cómo heredarlos

Los dominios de Internet constituyen un activo valioso, tanto o más incluso que otros bienes físicos. Estas direcciones de acceso a las páginas de la red pueden tener un alto valor ya que pueden atraer muchos visitantes o generar ingresos por sí solas.

Un dominio como coches.com o abogadosmadrid.es pueden alcanzar varios miles de euros de cotización. Si el fallecido tenía en su haber dominios genéricos representativos de un sector, de servicios o indican un nombre reconocido (marca propia), es necesario tratar esos activos como verdaderos tesoros.

Esos dominios caducarán si no se renuevan anualmente, pudiendo ser registrados por terceras personas libremente. Para acceder a su renovación y al cambio de titular, los herederos deben conocer las claves de acceso al registrador correspondiente.

 

Planificación anticipada para el testador

Como con la herencia en su conjunto, es esencial tener un plan para los dominios de internet. El testador debe confeccionar una lista exhaustiva de todos los dominios que posee, los proveedores de servicios de dominio y los detalles de inicio de sesión asociados.

Además, es conveniente designar a un beneficiario específico para que herede los dominios, y proporcionándole acceso a la información y documentos necesarios. También es aconsejable comunicar el valor de cada dominio, su uso y sus diferentes formas de rentabilidad. Esto es, si tiene sitio web asociado, los detalles del hosting, y la forma de operatividad comercial de la página.

 

Mantenimiento de los registros actualizados

El testador debería asegurarse de mantener los registros actualizados en los proveedores de servicios de dominios: información de contacto y detalles de facturación. Si se cambia de correo electrónico o dirección física, deben actualizarse estos datos de manera oportuna. Esto ayudará a evitar problemas de comunicación o acceso a los dominios en el futuro.

 

Designación de un sucesor

Algunos proveedores de servicios de dominio ofrecen la opción de designar un sucesor en caso de fallecimiento. Esta opción permite que otra persona se haga cargo de los dominios después de la muerte del titular.

Esto es importante para facilitar una sucesión ordenada y sencilla.

 

Documentos legales

Para garantizar una transición sin problemas de los dominios de internet, hay que considerar la inclusión de instrucciones claras en el testamento o documento legal equivalente sobre qué debe suceder con ellos. Los deseos del testador deberían estar legalmente establecidos, por lo que es preciso comunicar estos detalles a los seres queridos o a los abogados. Es preciso compartir intenciones y detalles del legado de los dominios de internet con los seres queridos, proporcionándoles una visión clara de los deseos que les ayudará a manejar adecuadamente los asuntos digitales tras la muerte.

Los dominios de internet son considerados activos digitales valiosos. Por lo tanto, es importante asegurarse de que sean considerados en la planificación de herencia y estén incluidos en la distribución de los activos digitales. Si se dispone de una lista de activos digitales, como cuentas de redes sociales o archivos en la nube, se debe considerar incluir también los dominios de internet en ella.

 

¿Qué deben hacer los herederos?

Si la planificación del testador ha sido correcta, tal y como indicábamos anteriormente, el proceso será sencillo.

Los herederos deberán acceder a las diferentes plataformas de registro en la que están gestionados los dominios con las claves correspondientes y desde allí, cambiar los datos del titular. Algunos proveedores de dominios facilitan la operación disponiendo de protocolos para estos casos, enviando los documentos de fallecimiento correspondientes.

Insistimos en que deben situarse como titulares los herederos designados. Por mucho que se disponga de las claves, si no existe un derecho de transmisión legítimo, se considerarían apropiación indebida y el heredero con verdadero derecho podría iniciar una demanda.

Lo más aconsejable es que sea un único heredero el que se haga cargo de la propiedad de cada dominio. Es decir, un heredero puede hacerse con la propiedad de un dominio y otro de la propiedad de otro dominio. Lo que no es aconsejable es que un mismo dominio pase a la propiedad de varias personas a la vez.

 

Gestión de los dominios

Los herederos pueden mantener los dominios en el tiempo, especialmente si tienen un sitio web detrás. Hay que tener cuidado con este aspecto porque para explotar comercialmente los dominios en el día a día puede ser obligatorio actuar como empresario con todas las obligaciones que ello implica.

Otra opción es venderlos a través de plataformas como Sedo o Dan.

Lo que sí es necesario es renovarlos anualmente ya que se registran por años completos.

 

Si desea que le asesoremos con la herencia en su totalidad, o con los activos digitales heredados, contacte con Herencias.es. Somos especialistas en derecho sucesorio, y en herencias digitales. Puede contactarnos haciendo clic aquí.

Related Posts

error: Menú no activo