Herencias filantrópicas: testamento solidario

Cuando pensamos en herencias, generalmente nos viene a la mente la distribución de bienes y activos a nuestros seres queridos. Sin embargo, hay una tendencia creciente hacia una forma de legado más altruista y significativa: las herencias filantrópicas. En este artículo, exploraremos cómo realizar un testamento solidario, límites y sus consecuencias.

¿Qué son las herencias filantrópicas?

Las herencias filantrópicas son donaciones caritativas que se realizan a través del testamento. En lugar de dejar todos los bienes y activos a los herederos directos, se destinan una parte o la totalidad de estos fondos a organizaciones sin fines de lucro, fundaciones benéficas o causas filantrópicas específicas. Este destino patrimonial permite tener un impacto duradero y apoyar causas en las que creen incluso después de su fallecimiento.

Esta forma de donar permite ayudar a causas que consideramos justas, dejando un futuro mejor para los beneficiarios. Normalmente se trata de ONGs, pero puede ir destinada incluso a personas o grupos en particular. Por ejemplo una residencia de ancianos, una escuela o un proyecto de rehabilitación comunal.

 

Consideraciones al planificar una herencia filantrópica

Donar tras la muerte a una entidad o un fin solidario no significa privar a los seres queridos de la herencia. Es más, no está permitido por la ley. Sabemos que dos tercios del patrimonio deben ir dirigidos a los herederos forzosos, distribuyendo la herencia entre ellos libremente. Es el tercio de libre disposición el que podemos destinar al fin que deseemos.

Para escoger una causa a la que testar parte o la totalidad (si no existen herederos forzosos) de nuestro patrimonio conviene considerar causas afines a nuestras inquietudes sociales: educación, lucha contra el hambre, ayuda a los refugiados, ecología, construcción de infraestructuras, víctimas de violencia, etc. Una guía muy útil es el listado de entidades acreditadas de la Fundación Lealtad.

Antes de seleccionar una organización benéfica o una fundación, es fundamental investigar y evaluar su misión, impacto, transparencia y eficacia en la consecución de sus objetivos. Es preciso asegurarse de que la organización esté registrada y cumpla con las normativas y regulaciones aplicables.

Consultar a asesores legales y financieros especializados en planificación de herencias puede ser de gran ayuda: podrán ofrecer orientación sobre las opciones disponibles, estructuras legales y fiscales, así como asegurar que las intenciones del testador sean implementadas adecuadamente.

Es aconsejable, también, involucrar a seres queridos y herederos en la planificación y ejecución de una herencia filantrópica. Recomendable explicar motivaciones y deseos para asegurarse de que comprendan y apoyen la decisión solidaria. Esto puede ayudar a garantizar una transición suave y evitar conflictos familiares potenciales.

Por último, no es necesario disponer de un gran patrimonio para testar solidariamente. Cualquier ayuda será bien recibida.

 

Testamento solidario

Para realizar un testamento solidario, esto es, que parte de la herencia sea destinada a una causa filantrópica, el mecanismo es igual al de cualquier testamento.

Basta con acudir a un notario para ejercer el derecho a testar. En este caso hay que indicar los datos de identificación y de contacto de las ONGs o personas beneficiarias.

Por otra parte, y tal como hemos reseñado, conviene que los seres queridos directos estén al tanto de esta donación testamentaria. También es aconsejable que los propios destinatarios conozcan la intención del testador.

 

Si necesita cualquier ayuda en la gestión de su testamento, de su herencia o de un aspecto relacionado, puede contactar con Herencias.es a través de nuestro formulario de contacto, haciendo clic aquí.

Somos abogados expertos en derecho sucesorio.

error: Menú no activo