Fallecido con deudas, herencia negativa

Existen herencias con saldo neto negativo, esto es, en las que las deudas son mayores a los activos. Y en estos casos conviene analizar de forma exhaustiva la composición de la herencia, en cuanto a capacidad para pagar lo debido con el caudal hereditario.

Nuestra legislación permite, cuando existan dudas sobre la viabilidad de la herencia, aceptar la herencia a beneficio de inventario -esto es, el saldo negativo final no afectaría al patrimonio del heredero- o para deliberar -se aplaza la decisión una vez que esté formado el inventario-. Con estas fórmulas no afectará al patrimonio del heredero la herencia negativa.

La aceptación a beneficio de inventario, significa como su nombre indica, que la herencia se acepta, pero no responderá de las deudas del finado más allá de lo heredado. En cambio su derecho a deliberar se ejecutará una vez formado el inventario y evaluado la composición de debe y haber de la deuda.

 

Herencia negativa en administración

Si la herencia se acepta a beneficio de inventario, conociéndose la acreedores y legatarios de forma fehaciente, se debe formar inventario estableciendo deudas y haberes. El plazo para formación del inventario es de 60 días  (prorrogables) tras la citación de los aceedores y legatarios.

El heredero no podrá vender bienes si no es con la anuencia de todos los interesados. En caso de coexistir acreedores y legatarios, tendrán preferencia de cobro los primeros. E incluso, una vez satisfechos los legatarios, los acreedores podrán ir contra estos si no quedara herencia suficiente.

El administrador deberá defender la herencia, contestando todas las demandas que contra ella se presenten. Será responsable de posibles negligencias que impidan el cobro de acreedores y legatarios.

Una vez que se han satisfecho deudas y legados -se puede utilizar la masa hereditaria para ello-, los herederos que escogieran la opción a deliberar, pueden hacer efectivo su derecho de decidir y disfrutar de la herencia o repudiar. Los que lo hicieron a beneficio de inventario podrán disponer de la herencia.

Hay que reseñar, que si un heredero ha aceptado la herencia a beneficio de inventario, y otro no, este si que responderá de las deudas del fallecido con su patrimonio. personal.

 

Aceptación de herencia negativa

Existen escenarios en los que a pesar de que la herencia tenga saldo negativo los herederos quieran aceptarla. Por ejemplo, es el caso de herencias con inmuebles hipotecados que se quieran conservar y seguir pagando la deuda, tomando la posición del hipotecado. También con una herencia en la que existen partes de una propiedad que de no aceptarla pasarían a terceros.

Si los activos de la herencia no son suficientes para cubrir todas las deudas, se pueden explorar opciones de negociación con los acreedores. Es posible intentar la negociación de planes de pago, descuentos o acuerdos para reducir la carga financiera de los herederos.

Ante la complejidad de las deudas y pasivos en una sucesión, es fundamental contar con el asesoramiento de profesionales en el ámbito legal y financiero. Un abogado especializado en derecho sucesorio y un asesor financiero pueden brindar orientación experta y ayudar a los herederos a tomar decisiones informadas y proteger sus intereses. Los abogados de herencias.es son expertos en procesos sucesorios, solucionando todos los problemas que puedan presentarse. No dude en consultarnos.

error: Menú no activo