¿Se hereda lo que contiene la casa?

Cuando uno o varios herederos obtienen una vivienda por transmisión mortis causa, nos podemos plantear si la herencia incluye el contenido, es decir, muebles, ropa, objetos personales, etc.

Podía ser lógico que sí fuera incluido, pero la realidad es que lo que se hereda por esa parte es la propiedad de la vivienda. Es decir, se hereda el continente o el inmueble como tal, sin incluir el contenido. A todos los efectos, lo que se mencionará en el testamento, y será inscribible en el correspondiente Registro de la Propiedad, es el inmueble.

¿Y qué pasa con el ajuar?

Aquellos bienes que no tienen alto valor, que corresponden al patrimonio íntimo no económico del causante, forman el ajuar doméstico. Bienes privados como libros, muebles, vestuario, pequeñas colecciones, etc. No se entenderán comprendidos en el ajuar las alhajas, objetos artísticos, históricos y otros de extraordinario valor.

Sabemos que el Código Civil en su artículo 1321 especifica que la totalidad del ajuar se entregará al cónyuge sobreviviente. En su defecto, se atenderá a lo especificado en el testamento, en cuanto a la distribución y especificación de bienes.

A falta de cónyuge y legado, corresponderá a los herederos recibir el ajuar según su cuota hereditaria. El problema surge a la hora de determinar qué bienes corresponden a cada parte.

Si necesita la ayuda de un abogado especializado en herencias, contacte con Herencias.es. Somos abogados especializados en derecho sucesorio.

_____________________________

David Fernández García, es abogado especialista en Herencias con número colegiado ICAM: 104099.

error: Menú no activo