Venta de un piso heredado

Venta de un piso heredado

Si hemos heredado una casa o un piso se plantea la disyuntiva de qué hacer con él. Si hemos decidido que lo mejor es su venta, tenemos que dar una serie de pasos para que todo salga lo mejor posible.

Trámites

Obviamente debemos dejar todo el regla antes de empezar la venta en sí misma. Es preciso fijarnos en el aspecto fiscal y en el registral. En el terreno fiscal debemos saber que, además de satisfacer el impuesto de sucesiones y la plusvalía municipal, es preciso que vigilemos el impuesto sobre el patrimonio. Según Comunidades Autónomas, existe un mínimo a partir del que debemos liquidar con la Administración Tributaria. Por ejemplo en Madrid, es necesario presentar la declaración anual si el conjunto de bienes y derechos supera los dos millones de euros en total. Por lo tanto, si la propiedad heredada produce un incremento que haga que se supere esa cifra, será obligatoria presentar la autoliquidación.

En el aspecto registral, si pretendemos enajenar nuestro inmueble heredado, debemos registrarlo adecuadamente en el Registro de la Propiedad de la Provincia en la que se encuentre la casa o piso. No está de más que una vez registrado, nos hagamos con una nota simple para estar seguros del buen hacer del registro, que por otra parte nos servirá para el futuro.

Un trámite importante es averiguar todas las cargas que tiene el inmueble antes de venderlo: hipotecas, embargos, cuotas atrasadas de la Comunidad, recibos pendientes de suministros, etc.

Si el piso es de varios propietarios, todas las decisiones deben ser consensuadas, a riesgo de que cualquier decisión quede bloqueada. En este sentido, a veces es mejor comprar o apalabrar su parte a los demás herederos para no tener que depender de sus decisiones. En su defecto, se puede plantear realizar un contrato de poderes para que solo sea una persona la que decida y pueda hablar, y decidir en nombre de los demás.

El proceso de venta

Una vez que el piso ya está regularizado, estaremos preparados para venderlo. En primer lugar hay que adecuarlo para su venta. Se impone un vaciado de la propiedad para hacerla neutra: a los posibles compradores interesados les suele ahuyentar que una casa recuerde a sus antiguos habitantes. Al contrario, prefieren lienzos en blanco para imaginar cómo lo decorarían y cómo sería su vida en ese hogar. Para ello, podemos vaciarlo nosotros mismos o acudir a una empresa experta en la tarea.

Ademas, se impone modernizar la casa, al menos con un par de manos de pintura. Si se quiere ir más allá, se precisa modernizar baños y cocina con todas la instalación de fontanería consiguiente. Y un paso más, tirar tabiques, cambiar ventanas para maximizar la eficiencia energética e instalar servicios domóticos. Aunque se pueda pensar que es preferible que los nuevos dueños lo adapten a su gusto, un lavado de cara siempre se hace necesaria.

Solo queda iniciar la puesta a la venta. Podemos acudir a una inmobiliaria o gestionar el proceso nosotros mismos anunciando la venta en portales inmobiliarios, en anuncios por palabras o entre nuestros contactos. En este caso nos tocará enseñar nosotros mismos el inmuebles a los interesados y a los curiosos.

Una vez que hemos encontrado el comprador adecuado, deberemos firmar un contrato de arras como acuerdo de venta futura. Habrá que reunir toda la documentación como escritura de propiedad, certificado de estar al corriente de cuota comunitaria y de suministros, certificado de eficiencia energética (en teoría ya lo deberíamos tener antes de ponerlo a la venta), copia simple, certificado hipotecario, etc.

Y llega la venta como tal: el otorgamiento de escritura ante notario, con la presencia obligatoria de la parte compradora y de la vendedora, o de sus representantes legales.

Lo más conveniente es dejar el proceso de venta en manos de una agencia especializada en propiedades heredadas. Herencias.es le garantiza el mejor servicio para maximizar su venta. Trabajamos con inversores y players inmobiliarios que harán más rápida y maximizarán el precio final de la operación. Si desea vender un piso heredado llámenos al 644 99 09 84 y le aconsejaremos. 

 

Related Posts

error: Menú no activo